Search
Tuesday 24 November 2020
  • :
  • :

CULTURA: Esther Sanz, creadora de la saga Silence Hill, llega a la Argentina

Esther Sanz, creadora de la saga Silence Hill, llega a la Argentina

La periodista, editora y escritora española que hace furor en las redes con sus sagas, presentará el próximo sábado el tomo uno y dos de Silence Hill, «Si el amor es una isla» y «Si el amor un canto de sirena», y mantendrá contacto directo con sus cientos de fanáticos.

Por Analía Páez

Esther Sanz, la periodista, editora y escritora española que hace furor en las redes con sus sagas, presentará el próximo sábado el tomo uno y dos de la saga Silence Hill, «Si el amor es una isla» y «Si el amor un canto de sirena», y mantendrá contacto directo con sus cientos de fanáticos que la siguen a través de sus trabajos y redes sociales.

Recién llegada de su España natal e instalada en el lobby del hotel que la albergará hasta el domingo -cuando termine la maratón de presentación, meet&great y encuentro con booktubers, youtuber e instagrammers-, Sanz comentó en una entrevista con Télam que llegó con muchas ilusiones de poder tener contacto con sus lectores. «Me mueve el deseo de poder conocerlos y hacer un intercambio de opiniones. Para mí la mayor expectativa es incentivar a los jóvenes a que lean», sostuvo la escritora editada en el país por el sello VYRA.

En la primera parte de la saga «Silence Hill» la escritora malagueña narra la historia de Luisa, una joven emprendedora, estudiosa y bondadosa que está a punto de cumplir 18 años pero que cae en desgracia cuando su padre enferma y para poder costear el tratamiento médico se emplea en un hotel ubicado en la isla de Sark, donde debe someterse a una vida de sacrificada y muy distinta a la de una joven de su edad.

La isla que recrea Sanz en sus trabajos existe. Está ubicada en el Canal de la Mancha y hasta 2008 se regía por el régimen feudal, con un señor feudal a cargo y un Parlamento compuesto por terratenientes. No había contaminación lumínica y no se permitía que transitaran los automóviles, así que el clima detallado en las historias no se escapaba mucho a la realidad de hace unos pocos años atrás.

«No fui a documentarme, me quedé con las imágenes que tenía en mi memoria de un viaje que realicé hace unos años. Creo que a veces recreamos mejor los lugares donde no hemos estado o hemos estado poco tiempo que los que realmente conocemos mucho», sostiene la autora de «La ciudad de la luna eterna» y «El precio de la fama», entre otros.

En el ala oeste de ese gran hotel anclado en la isla tiene sus aposentos el dueño del lugar quien sufrió un accidente y no se deja ver ante sus empleados. Dicen que utiliza una máscara y Luisa cruza los límites para conocer a ese enigmático hombre, sin saber que se enamoraría.

– Télam: Muchos consideran que el personaje Patrick Groen, el dueño del hotel, tiene mucho del Fantasma de la Ópera. ¿Qué hay de cierto?
– Esther Sanz:
Lo dicen por el uso de las máscaras, pero lo que quise reflejar con esa máscara no es solo tapar la parte física sino aquellas cosas que se ocultan y que todos nos ponemos para tapar algún sentimiento. Ella de alguna manera también tiene una máscara con la que oculta su dolor por la muerte de su madre y no permite que la amen.

– T: ¿Qué te impulsó a escribir literatura?
– E.S.:
Es un deseo que tenía de niña. Cuando tenía siete años gané un concurso y leí orgullosa delante de mis compañeros un texto que había inventado. Luego estudié periodismo pero como inventaba las noticias, decidí dejarlo de lado. La vida me fue acercando al mundo de las letras y un día en uno de mis tantos trabajo comencé a editar libros y tímidamente publiqué libros con un seudónimo, y tiempo después un autor de juvenil me animó a publicar mis textos.

– T: ¿Es fácil escribir para los adolescentes de estos tiempos?
– E.S.:
Comencé a escribir para adultos, jamás tuve como objetivo escribir para jóvenes, pero me di cuenta que la historia que tenía en la cabeza («El bosque de los corazones dormidos») tenía como protagonistas a adolescentes e inevitablemente era una historia para el género.

– T: ¿Cómo manejás el tema del sexo en tus obras?
– E.S.:
En la primera novela juvenil no me puse límites. Era la época en que saltaron a la fama «Los juegos del hambre» y «Crepúsculo», donde había mucha violencia y amor en tensión, yo pensaba por qué si se puede hablar de la violencia no pasa lo mismo con el sexo, que es una cosa bella que está presente en la vida cotidiana. Así que escribí mi historia con un capítulo entero de sexo pero mi editora me dijo: «lo vamos a sacar». Hay como un fundido a negro con el tema, y cómo no hablar de sexo en la literatura juvenil si ellos son curiosos por naturaleza, es importante tratarlo en los libros. Le pedí a mi editora que reconsiderase esa decisión. Ella me escuchó y quedó tal como lo había escrito, y creo que ese fue uno de los puntos favorables como para que esa novela fuera éxito en España.

– T: ¿Cuál es el secreto para crear una atmósfera en tus novelas que parecen reales y a la vez un sueño?
– E.S.:
Las descripciones nunca tienen que ser aburridas, porque sino los chicos cierran el libro. Creo que la manera de crear una atmósfera adecuada es considerar al lugar como un personaje más de la historia. El bosque tenía vida. Era oscuro y tenebroso cuando la protagonista estaba triste; y se volvía un sitio luminoso y fantástico cuando estaba bien. Con la isla pasa lo mismo. Es un personaje más de la trama.

– T: ¿Considerás cierta la afirmación que dice que los chicos no leen?
– E.S.:
¿Acaso los adultos lo hacen? Muchas veces los adultos no toman un libro en años pero critican a los chicos lo que ellos no hacen. Los chicos leen y lo hacen bien, son exigentes. La evidencia es que los libros se venden.
Sanz se presentará el próximo sábado a las 15.30 en la sala Javier Villafañe del Pabellón Amarillo, y luego firmará ejemplares en el stand de V&R Editoras Stad 1617.

Para leer el cable de la nota acceder a: http://cablera.telam.com.ar/cable/498935/esther-sanz-creadora-de-la-saga-silence-hill-llega-a-la-argentina-para-encontrarse-con-sus-fans

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *