Search
Monday 12 April 2021
  • :
  • :

EL MAESTRO ECKHART 1260-1327- PARA PENSAR Y COMPARTIR

Eckhart nació hacia 1260 en una localidad llamada Hochheim, en Turingia; su familia pertenecía a la nobleza. Ingresó en la Orden de Predicadores en el convento de Erfurt, en la provincia de Teutonia, siendo todavía muy joven, hacia 1275. Probablemente cursó sus estudios en Artes en Estrasburgo, y de allí pasó a estudiar teología en el Estudio General dominicano de Colonia, fundado en 1248 por san Alberto Magno, donde también había estudiado santo Tomás de Aquino. En Colonia entró en contacto con el pensamiento de inspiración neoplatónico difundido por los mejores discípulos de san Alberto, y con la doctrina tomista, de orientación aristotélica, que también contaba en ese centro con importantes seguidores.

Su vocación dominicana se desarrolló con altura en tres ámbitos: la enseñanza de la teología, las numerosas tareas de gobierno que se le encomendaron y la predicación, acompañada de la dirección espiritual.

Echart describiò y analizò la diferencia entre los modos de la existencia de tener y de ser con una penetraciòn y una claridad no superada por ningùn otro maestro.

«nuestra meta humana, segùn Eckhart, es librarnos de las cadenas que nos atan al ego, al egocentrismo, es decir, al modo de tener de la existencia, para llegar a ser plenamente»

«la gente no debe considerar tanto lo que debe hacer sino lo que es por ello procuremos hacer hincapiè en ser buenos, y no en el nùmero ni en la calidad de las cosas que hacemos. Debemos hacer hincapiè, en cambio, en los fundamentos en que se apoya nuestro trabajo». Nuestro ser es la realidad, el espiritu que nos mueve, el caràcter que impulsa nuestra conducta; en cambio, los hechos o las opiniones que estàn separados de nuestro centro dinàmico no tienen realidad.

El segundo significado es màs amplio y fundamental:ser significa vivir, permanecer activo, nacer, renovarse, derramarse, moverse, ser productivo. En este sentido, ser se opone a tener, a permanecer atado al ego y a la egolatria

f.erich fromm

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *