Search
Monday 8 March 2021
  • :
  • :

ESCUELA MÓVIL POR INTERNET: MEDLIENEPLUS: Neumonía adquirida en el hospital

Neumonía adquirida en el hospital

Es una infección de los pulmones que se presenta durante una hospitalización. Este tipo de neumonía puede ser muy grave. Algunas veces, puede ser mortal.

Causas

La neumonía es una enfermedad común. Es causada por muchos microbios diferentes. La neumonía que comienza en el hospital tiende a ser más grave que otras infecciones pulmonares, porque:

  • Las personas hospitalizadas con frecuencia están más enfermas y no pueden combatir los microbios.
  • Los tipos de microbios presentes en un hospital con frecuencia son más peligrosos y más resistentes al tratamiento que los que se encuentran en la comunidad.

La neumonía ocurre con más frecuencia en personas que están usando un respirador (ventilador), que es una máquina que las ayuda a respirar.

La neumonía intrahospitalaria también puede propagarse por medio de los trabajadores de la salud, que pueden pasar los microbios desde sus manos, la ropa o los instrumentos de un paciente a otro. Por eso, lavarse las manos, usar batas y emplear otras medidas de seguridad es tan importante en el hospital.

Las personas pueden ser más propensas a contraer neumonía mientras están en el hospital si:

  • Abusan del alcohol
  • Se han sometido a cirugía del tórax u otra cirugía mayor
  • Tienen un sistema inmunitario débil a raíz de tratamiento contra el cáncer, ciertos medicamentos o heridas graves
  • Tienen una enfermedad pulmonar prolongada (crónica)
  • Se broncoaspiran con saliva o alimento como resultado de no estar totalmente despiertos o por problemas de deglución (por ejemplo, un accidente cerebrovascular)
  • No están mentalmente alertas a causa de los medicamentos o la enfermedad
  • Son mayores
  • Están conectados a un respirador (ventilador)
  • Síntomas

    En adultos mayores, el primer signo de la neumonía intrahospitalaria puede ser cambios mentales o confusión.

    Otros síntomas pueden incluir:

    • Tos con flema (esputo) verdosa o purulenta
    • Fiebre y escalofríos
    • Malestar general, inquietud o indisposición (malestar general)
    • Inapetencia
    • Náuseas y vómitos
    • Dolor de pecho agudo o punzante que empeora con la respiración profunda o la tos
    • Dificultad para respirar
    • Disminución de la presión arterial y frecuencia cardíaca alta

    Pruebas y exámenes

    Si el proveedor de atención médica sospecha de neumonía, ordenará que se hagan exámenes. Estos pueden incluir:

    Tratamiento

    Los tratamientos pueden incluir:

    • Antibióticos a través de las venas (IV) para tratar la infección pulmonar. El antibiótico que se le administre combatirá los microbios que se encuentran en el cultivo de esputo o que se sospecha que están causando la infección
    • Oxígeno para ayudarle a respirar mejor y tratamientos pulmonares para aflojar y eliminar el moco espeso de los pulmones.
    • Ventilador (respirador) utilizando un tubo o mascarilla para ayudar con la respiración.

    Expectativas (pronóstico)

    Las personas que tienen otras enfermedades serias no se recuperan tan bien de la neumonía como los pacientes que no están tan enfermos.

    La neumonía adquirida en el hospital puede ser una enfermedad potencialmente mortal. Se puede presentar daño pulmonar crónico.

    Prevención

    Las personas que visitan a sus seres queridos en el hospital deben tomar medidas para prevenir la propagación de gérmenes. La mejor manera de detener la propagación de gérmenes es lavarse las manos con frecuencia. Quédese en casa si está enfermo. Mantenga sus vacunas al día.

    Después de cualquier cirugía, se le pedirá que tome respiraciones profundas y moverse con libertad tan pronto como sea posible para ayudar a mantener los pulmones despejados. Siga los consejos de su proveedor para ayudar a prevenir la neumonía.

    La mayoría de los hospitales cuentan con programas para prevenir infecciones intrahospitalarias.

    Nombres alternativos

    Neumonía nosocomial o intrahospitalaria; Neumonía asociada al uso de un respirador; Neumonía asociada a la atención médica; NAAM

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *